Desde la publicación del primer single de ENIGMA, gran parte de nosotros hemos sentido curiosidad por descifrar las fuentes de inspiración, origen y significado de las ilustraciones de sus portadas. Vamos a analizar en esta sección las relativas a los sencillos de ese primer álbum:Los grabados que aparecen en el diseño de la portada del single «Sadeness (part. I)» son obras del siglo XV extraídas de un libro llamado «Le grant kalendrier et compost des Bergiers» impreso por Nicolas Le Rouge en 1496, Troyes, Francia. Representan el castigo que sufren en el infierno quienes cometen alguno de los pecados capitales. En el caso de los que aparecen en la portada y CD de «Sadeness», «La Ira» y «La gula». Estas manifestaciones artísticas cristianas se desarrollan masivamente en toda Europa tras la aparición y difusión de la imprenta. grabado2Los libros impresos eran decorados con estas ilustraciones, aludiendo al contenido del mismo. La importancia de estos grabados radica en la relación entre textos litúrgicos y la difusión de la doctrina religiosa. En una época en la que la mayoría de la gente no sabía leer, los iconos e imágenes se convertían en un claro y cercano referente didáctico para la gran masa social. En las portadas de nuestros templos románicos y góticos, los capiteles de las columnas, muros, etc., aparecen representadas figuras y escenas de los pasajes bíblicos que eran observadas por los fieles.

Muchas de estas formas, de apariencia diabólica y monstruosa que rememoran los «Bestiarios» medievales (libros que recogen las bestias y diablos, representativos del término «feismo» dentro del vocabulario histórico-artístico), así como las escenas que se plasmaban, cumplían una doble función: de adoctrinamiento y a su vez de amenaza. grabado1Adoctrinamiento ya que muestran pasajes de los Evangelios del libro sagrado cristiano, La Biblia; de amenaza porque advierte de lo oscuro y terrible del mundo de las tinieblas si se cometen pecados o violan las leyes sagradas. Los grabados utilizados en la portada y CD del primer single de ENIGMA pertenecen a una serie sobre los castigos que sufrirán los que caigan en pecado mortal o capital. En cada uno de ellos se explica gráficamente, pues el texto del libro «Le grant kalendrier et compost des Bergiers» lo completa, los sufrimientos a los que se expone cada mortal que haya cometido una de las faltas a las que aluden. El autor de los grabados, como ocurre hasta ya entrado en siglo XVI -etapa renacentista-, es anónimo. En la Edad Media no es muy frecuente la firma de obras artísticas; en este caso, el impresor del libro «Nicolas Le Rouge», se sirve del trabajo de un artista para ilustrar la obra impresa en el año 1496 en su taller de la localidad de Troyes en Francia. En muchas ocasiones eran encargos destinados a tal fin.

bronzinoOtra obra de arte que ilustra la discografía del tercer single del primer trabajo de ENIGMA, es un óleo sobre lienzo realizado entre los años 1540 – 46 por Angiolo di Cosimo «Il Bronzino». Ésta representa gráficamente a la perfección el contenido del sencillo «Principles of Lust». La reliquia artística, una de las mejores creaciones del autor manierista, se conserva en la National Gallery de Londres, mide 147 x 117 cm. fue pintada para Francisco I de Francia. En ella, como buen artista conocedor de la mitología y la alegoría profana y erudita, tan del gusto de las refinadas cortes de la época, «Il Bronzino» refleja la Alegoría a la Lujuría (al Amor según otros críticos y autores) representada por Venus, Cupido y el Tiempo en una escena típica de mitología clasicista pero con el estilo característico que impone el manierismo italiano de mediados del sigo XVI. «Il Bronzino» nace en Florencia en 1503 y muere en 1572. Artista de primer orden en el panorama pictórico del manierismo florentino y europeo. Su maestro desde niño fue Raffaellino del Garbo y de adolescente se formó con Pontormo, a quien le unían lazos afectivos desde toda su juventud hasta la muerte del maestro.

Gracias al estilo de su maestro, forma el suyo propio, optando por la línea de un rigor formal casi abstracto, pero de manifiesta objetividad en retratos, todo unido al esplendoroso sentido del color presentado con una técnica preciosista, semejante al brillante esmaltado, siempre influida por el apabullante y atropellado capricho, apasionado y visionario, de Pontormo. Colaborador como decorador mural de villas (sobre todo de los Medici) en el taller donde se forma, a partir de 1539 se convierte en el pintor oficial de la corte medicea, lo que le lleva a formar parte del elenco de artistas encargados de las decoraciones festivas para las bodas del Duque Cosimo I con Eleonora de Toledo. Su primer encargo oficial para los duques fue la decoración de la capilla privada de la duquesa en el Palazzo Vecchio. Tras esto realizó la mayoría de su producción, siempre amparado por la familia florentina. Viaja a Roma y conoce la obra escultórica de Miguel Ángel y el arte de Sebastiano del Piombo. En torno a 1550 realiza numerosos retratos, la parte más destacada de su obra junto a lienzos religiosos y de diversa temática. Es por esta fecha cuando se le considera un grande en su género en toda Europa, siendo espejo en el que todo pintor contemporáneo se miraba y admiraba. Entre sus pinturas, por referir algunas, señalamos la colección de retratos de los Medici, auténticas joyas de la Historia del Arte.

En los últimos años de su vida, trabaja en un gran taller de su propiedad con abundantes colaboradores, entre los que estaba Alessandro Allori, que llegó a usar el propio sobrenombre de «Bronzino», y en cuya casa muere el maestro en 1572.

Todos nos hemos preguntado alguna vez a qué responden y que significado tienen los diseños gráficos utilizados en los discos de ENIGMA. Tanto el recopilatorio de grandes éxitos, como el álbum de remixes, presentan reproducciones que ilustran cada una de las cubiertas interiores y contraportadas de los discos. Además de los grabados medievales de fondo en el single de Sadeness, uno de los más curiosos y llamativos es el de un dibujo que representa a un hombre pensando en el álbum «Love Sensuality Devotion. The Greatest Hits».fludd

Se ha extraído de la obra del humanista Robert Fludd, Utriusque cosmi maioris scilicet et minoris metaphysica, physica atque technica histori. Oppenheim, 1619. Científico-alquimista, filósofo-pensador Hermético, R. Fludd nace en el año 1574 (Bearsted, Kent, Inglaterra) y muere en 1637 (Londres, 8 Sep.). Se graduó en la Universidad de Oxford entre los años 1596-1598, donde adquiere gran parte de su formación científica-filosófica, que le sirvió para ser considerado como uno de los grandes nombres dedicados al entendimiento del mito de la creación. Sus conocimientos humanísticos fueron creciendo tras numerosos viajes por países como Francia, España, Italia y Alemania. Sus obras se ilustran con numerosas láminas grabadas que reflejan gráficamente los ideales plasmados en sus escritos; incluso, como es el caso, se sirve de su misma imagen. Es el caso de la Historia del Cosmos, como popularmente se conoce a una de sus obras. Mundos y estados de conciencia correspondientes, reunidos en los símbolos grabados en la colección de láminas que la ilustran. Las planchas para la tirada se diseñaron en cobre, en los talleres del Palatinado del Rhin a cargo del editor Teodoro de Bry. Desde ese mismo lugar se difundía el conocimiento expresado por los escritos de los Rosa-cruces, quienes preservaban el legado de raíz hermético–cabalista y cristiano, mediado en gran parte por el mundo árabe.

Todo ello conforma un conjunto de Ideas-ilustraciones, por medio de las diversas simbologías de que dispone la tradición occidental. Pudiendo encontrar la cosmovisión formulada en la clave hermético-pitagórica, a través de las Ciencias y Artes, de la Geometría, Aritmética, Gramática, Música o Astronomía, y de sus aplicaciones en Ingeniería, Perspectiva, Ciencia Militar o Medicina. Fludd consideró al hombre como un microcosmos o reducción a escala del gran macrocosmos o universo celeste. Experto en matemáticas y la cábala, logró sintetizar ambas disciplinas en una especie de pitagorismo «místico». Sus ideas, asociadas al ocultismo, chocaron con algunos de los avances científicos del momento, en concreto al defender la concepción geocéntrica del sistema solar frente al heliocentrismo de J. Kepler. En concreto la ilustración que nos incumbe es una traslación que alude a unas de sus concepciones de considerar el cerebro y la memoria como un propio microcosmos. En el grabado se adivinan los cuatro mundos o esferas: el círculo de la izquierda correspondería al sensitivo (vista, oído, tacto y gusto) que analizaría todo lo sensible en el cerebro y dando lugar al segundo, el de la imaginación, relacionado directamente en la mente con el juicio, el espíritu y el mundo divino del tercero, «Mundus Intellectualis» que preside Dios. La cuarta esfera sería la del proceso de la memoria. En definitiva, podemos decir que son la representación gráfica de las ideas y pensamientos del autor, que se plasman de igual modo a nivel de la música, caso que podemos trasladar a la obra de ENIGMA. El Templo de la Música es otro grabado que ilustra la obra del R. Fludd, donde la memoria de este arte, se expresa en forma de edificación arquitectónica a tres niveles, desde la base a la cúspide.

microcosmos_grandeLa influencia de los alquimistas y científicos del Renacimiento en los discos de ENIGMA se viene repitiendo desde su segundo álbum «The Cross of Changes», (El Hombre como Microcosmos o Divina Forma Humana, también de Fludd, Utriusque Cosmi Historia, Tomo II. Oppenheim, 1619), donde además de los tetramorfos o cuatro evangelistas de la Biblia cristiana (ángel de Athanasius Kircher) y representaciones hindúes (Siva danzando, brahamanismo), aparecen otras ilustraciones como la del hombre rodeado de los símbolos alquimistas dentro de una circunferencia (gráfico de Agrippa de Nettesheim) en la línea del diseño de Leonardo da Vinci (1452-1519) y basado en la visión clásica «El hombre de Vitrubio» o «figura vitrubiana». Símbolo universal renacentista, este dibujo es reflejo de la mutada mentalidad moderna respecto a la medieval, donde la tierra es centro del cosmos y el Hombre centro de ésta, convirtiéndose por tanto en medida y epicentro del universo en detrimento del todopoderoso Dios de la Edad Media. Dice Fluud a respecto de esta imagen de la divina forma humana que aparece en ENIGMA 2: «Vemos en esta imagen la maravillosa armonía en la que ambos extremos, el más noble y el más execrable, se encademna formando una armonía».

«Se trata del alma y el cuerpo. El espíritu del mundo, que une a ambos, está representado como la cuerda de un monocordo microcósmico. El alma desciende, en su nacimiento, de las altas esferas hasta el hombre a través de los intervalos marcados, para hacer el camino inverso cuando el hombre muere». En el texto de Alexander Roob: Alquimia y Mística. Taschen. Madrid, 2005. En esta última obra citada, Fludd propone una correspondencia entre las proporciones humanas y las del Universo a través de la música. La música para Robert Fludd es un compendio de la numerología que rige el Cosmos, equilibrándolo a través de la armonía de las almas que gobierna Dios. La armonía del alma estaría formada por sonidos agudos que progresivamente se harían tan sutiles que no podrían ser percibidos por el oído humano. Esta vibración inaudible para los mortales sería la «música cósmica» de Pitágoras. El Hombre como Microcosmos o Divina Forma Humana de Utriusque Cosmi Historia, vendría a ilustrar la idea de la jerarquía del Ser representada desde el punto de vista de la geometría y la aritmética. En ella describe, mediante el círculo, el Todo en la subdivisión de sus partes, donde hallan su equivalencia exacta, los veintidós caracteres hebreos con los números pitagóricos y los mundos del hermetismo, en donde se hayan las 9 jerarquías celestes correspondientes al mundo intelectual; el cielo de las estrellas fijas y los siete planetas; y el mundo de los cuatro elementos, centrado y visto en esquema geocéntrico desde la Tierra. La Gran Oscuridad –divina tiniebla para Dionisio, o Nube de lo Desconocido para el anónimo del siglo XIV– es representada alrededor de las letras del Tetragramaton hebreo, de donde surge la Luz, el Logos, origen de la manifestación del mundo en los tres ámbitos: el de la creación, el de la formación y el de la concreción. Planos también relacionados por las letras hebreas que se corresponden en el macrocosmos a la vez que en el microcosmos. Los que a su vez equivalen en el Arte de la Música, a la figura del Monocordio en dos Octavas, en disposición helicoidal, subdivididas en tres partes cada una de ellas, con el Sol central e intermediario entre ambas, representando a uno y otro mundo, símbolos visibles de lo invisible.

agrippa_gandeEn ENIGMA 2 figura ilustrando el libreto del álbum una imagen del Agrippa de Nettesheim (1486-1535) extraida de su obra publicada en 1510 «De occulta philosophia». La divina forma humana se representaba mediante la figura de un hombre inscrita en un círculo: «Si se traza, partiendo del centro, una circunferencia que pase por la coronilla y se bajan los brazos hasta que los dedos toquen la circunferencia, poniendo los pies en posición tagencial a ésta y separándolos de forma que haya entre ellos la misma distancia que desde la corinilla a la punta de los dedos, entonces la circunferencia quedará dividida en cinco arcos iguales, formando un pentágono regular. La línea que pasa por las plantas de los pies forma la base de un triángulo equilátero con el hombligo como vértice superior».

«La asencia de Dios es semejante a una rueda … y cuanto más la contempla uno, tanto más comprende su forma, y cuando más la comprende, tanto más se deleitacarta_astral en ella» (J. Boehme, 1612). La imagen superior que tan grabada tenemos en la mente por ser utilizada como variante en ENIGMA 2 The Cross of Changes tanto en la impresión del CD como en el libreto, ha sido extraida la obra Dreyfaches Leben, ed. 1682 de J. Boehme: «El origen de la vida se enrosca sobre sí mismo como una rueda; y cuando llega al punto central, alcanza la libertad, pero no a Dios, sino la tintura que abrasa la vida: pues lo que quiere alcanzar a Dios tiene que pasar por el fuego; pues ningún ser alcanza a Dios a menos que consista en fuego, entiéndase el propio fuego divino o de Dios. Si este fuego se inflamara, se fundiría el mundo. Pero no hablamos del fuego de la fantasía, que no es tal fuego sino profunda rabia». (J. Boehme).

Otra ilustración tomada los alquimistas de la Edad Moderna es la de la contraportada del CD «Love Sensuality Devotion». Es un grabado de las series de Basilius Valentinus sobre el Azoth y el árbol filosófico , fechado en la segunda mitad del siglo XVII y extraído de la portada de la obra Azoth ou moyen de faire l’or caché des philosophes, Paris, Pierre Moët, 1659. La representación gráfica alude a dos filósofos, uno mayor y otro joven, Senior y Adolphus, discutiendo ante un árbol coronado en cada una de sus ramas por los símbolos de los 5 planetas y su traslación a varios elementos, así como de la Luna y el Sol. En la más alta y rematando el árbol filosófico aparece el de Mercurio, a la izquierda y en sentido descendente hacia Senior: Venus, Marte y el Sol. En el lado opuesto, encima de Adolphus, e igualmente de arriba a bajo: Saturno Júpiter y la Luna. Dos triángulos isósceles opuestos por su base apuntan uno hacía arriba y otro hacia abajo, al cielo y a la tierra.

basiliusInterpreta Alexander Roob que «Este árbol sirve para demostrar que “Azogue” designa tanto el comienzo del opus, la energia radical mercurial, como la más alta cima, el mercurio de los filósofos, la panacea universal». Este último contiene en sus vértices tres símbolos, en el izquierdo, al lado de Senior, el sulfuro; la sal en el de Adolphus; y el del mercurio abajo, en alquimia, los elementos simbólicos por excelencia. La concepción ideológica de lo representado en el triángulo que apunta a la tierra, como principio básico de lo que existe, vendría a extrapolarse y ser reflejo del flanqueado por los planetas que señala al cielo. Acorde con estas teorías y variantes, la escena representa la reflexión, propuestas e intercambio de impresiones entre dos pensadores acerca del origen y misterios de la vida, atendiendo a los ideales del propio Basilius Valentinus. Acerca del significado del término Azoth, podría explicarse desde el punto de vista de que en alquimia, como ya hemos mencionado, hay tres elementos simbólicos: mercurio, sulfuro, y sal. A éstos fue agregado un cuarto, principio misterioso de la vida llamado Azoth, que vendría a justificar para los científicos de la época el origen del ser humano y la divinidad.

solEn la colección de remixes, «Love, Sensuality Devotion. The Remix Collection», aparece de fondo una ilustración de la obra del Padre jesuita Athanase o Athanasius Kircher, Obelsicus Pamphilius, Roma, 1650. Se trata de la representación del sol entre cuyos rayos aparecen varios símbolos alquimistas de planetas y elementos. Todo lo abarca una circunferencia ilustrada con la representación de los dioses paganos y los símbolos del zodiaco. En las cuatro esquinas se pueden apreciar las distintas apariencias de las plantas simbolizando las cuatro estaciones del año. En el libro, el grabado lo completa en su parte inferior la luna, igualmente rodeada de los mismos dioses y flanqueada por las cuatro fases lunares. Según Kircher el cielo pagano con sus divinidades viriles simboliza los diversos aspectos del sol o del espíritu universal: Apolo (Febo, Horus) representa el poder calorífico de los rayos del sol; Cronos (Jano, Saturno), la fuerza que engendra el tiempo.

«La parte inferior, similar pero con la luna y las fases lunares, se explica simbolizando a las diosas paganas como emanaciones de las fuerzas lunares: Ceres (Isis, Cibeles) representa la fuerza lunar que fecunda los campos; Perséfone (Proserpina), la fuerza lunar que permite el crecimiento de las hierbas y las plantas». (A. Roob).

homo_grandeOtra estampa de la obra de este pensador que nace en 1601-2 y muere en 1680 la podemos encontrar en el libro de ENIGMA 2 «The Cross of Changes», en la representación de uno de los ángeles que simboliza -a la vez que tetramorfo bíblico- la figura del guía de las diferentes lugares astrales, divinos y terrenales añorados por el conocimiento de todo científico de la época. Como fondo de los créditos de «Love, Sensuality Devotion. The Greatest Hits», aparece otra ilustración extraída de la obra del propio Athanasius Kircher, El Arca de Noé, Amsterdam, 1675. La figura humana simboliza el ideal de que cuando el hombre tuvo que construir el Arca de Noé para salvar las especies del diluvio universal, tomó la referencia de las medidas de su cuerpo para su construcción, al igual que Dios hizo a imagen y semejanza al propio ser humano. El libro, muy didáctico para los niños de la época, está dedicado el entonces joven Rey de España Carlos II, que contaba con tan sólo 12 años.

freher«Cuando el hombre pone los brazos y piernas en cruz, de forma que las extremidades toquen el círculo circunscrito a ellas, el centro está en el ombligo; pero si junta los talones …, el centro queda en medio del miembro del hombre. Parece que estas proporciones del cuerpo humano son las que usaron Noé para construir el arca y Salomón su templo». (Athanasius Kircher: Musurgia universalis, ed. Schwäbisch Hall. 1662). Esta es la explicación dada por el autor a la lámina.

Ya entrando en el siglo XVIII, de un manuscrito de esa centuria se recopila de nuevo una imagen que sirve de ilustración en el recopilatorio de ENIGMA. En este caso es del escrito del alemán Dionysius Andreas Freher, filósofo hermético (1649-1728). De su obra manuscrita Paradoxa Emblemata, o Paradoxa, Emblemata, Ænigmata, Hieroglyphica, de Uno, Toto, Puncto, Centro, se extrae otras de las ilustraciones de «Love, Sensuality Devotion. The Greatest Hits». El manuscrito, que no aparece fechado, se realizó en el primer cuarto del siglo XVIII, posiblemente entre los años 1717- 1720. Representa la figura del hombre entre el bien y el mal, entre el amor y el odio, símbolo de como éste puede llegar a ser un ángel o un demonio, siendo completamente libre de elegir uno u otro camino. «Llevamos en nosotros el centro de la Naturaleza: si hacemos de nosotros un ángel; seremos un ángel; si hacemos de nosotros un demonio, también lo seremos: nos hacemos constantemente en la creación, cultivamos nuestros campos». Estos comentarios de Jacob Boehme complementan la ilustración de Freher.

children_rosasAvanzando en el tiempo, finales del siglo XVIII y principios del XIX, «L. S. D. The Remix Collection» se surte de dos imágenes del romanticismo. Uno de sus representantes es Philipp Otto Runge, donde en Opus Magnum muestra dos niños sentados en rosas floridas separados por la serpiente de la eternidad, 1803.

En un lado aparece un niño y en el otro una niña sentados en unas rosas, símbolo del nacimiento, se miran uno al otro, viéndose recíprocamente como su otra mitad. En medio, la eternidad que los separa. Runge es junto a Caspar David Friedrich el iniciador de la pintura romántica alemana. También la reproducción del mito de los íncubos es plasmada en este CD.

La temática de los demonios de la noche que poseen a las mujeres en sus alcobas, muy repetida durante el romanticismo, se transfigura en esta representación, donde la dama, usando sus armas, parece incluso asustar al maligno.

De nuevo, una vez más, el concepto de ENIGMA vuelve a ligarse a la estética de la Historia del Arte, esta vez en una faceta mucho más conocida por el público en general. El set especial ENIGMA «15 years After» («15 años después»), nos muestra en su portada la famosa «Dama del Armiño» de Leonardo Da Vinci. En la cubierta de esta caja, el diseñador opta por envolverla en un halo de líneas blancas a modo de elementos vegatales semi-transparentes que enmarañan la figura femenina.

La obra, fechada hacia 1490, es un óleo sobre tabla de 54,8 x 40,3 cm. Actualmente lo podemos contemplar en la Galería Czartorsyski (Cracovia) a la que llegó tras la revolución Francesa. El nombre de la dama, ha permanecido en el anonimato durante años, hasta que se ha establecido su identidad como una de las amantes de Ludovico Sforza, Duque de Milán. Cecilia Gallerani es La Dama del Armiño.

La joven fue retratada con un armiño en los brazos. El animal sdamae usaba antiguamente para capturar ratones, si bien, según muchos historiadores, hace éste referencia al nombre de la chica, pues armiño se pronuncia “galeé” en griego. Estos juegos de palabras eran muy comunes en la época. Por otra parte, el animalito era símbolo de limpieza y modestia; dice la leyenda que huía de la suciedad y comía tan sólo una vez al día. Desde finales de los años 80 del siglo XV, el armiño puede interpretarse como alusión al mismo Ludovico Sforza, que lo tenía como uno de los emblemas personales. En el retrato, Cecilia aparece cariñosa y entrañablemente acariciándolo. Todo este fuerte simbolismo, además de que la tabla era propiedad de la señorita, pondría de manifiesto que era un recuerdo de los placeres no conyugales y prematrimoniales entre Ludovico y su amante preferida, Gallerani.

El retrato fue muy retocado en épocas posteriores, se llegó incluso a dudar de la autoría de Leonardo como creador de la obra. El fondo, hoy oscuro, seguramente no debió ser así, pues lo más normal es que fuese decorado con tema paisajístico. Poco después de la ejecución de este retrato, en 1941, Lodovico se casó con Beatrice d`Este.